martes, 13 de septiembre de 2011

Rupturas amorosas: el tiempo de duelo II

....................Más que una cuestión de tiempo, es una cuestión de fases. Se han de recorrer todas las etapas del duelo para poder mirar al futuro y afrontar una relación con fuerza y serenidad. Esto puede durar días, meses o años, depende de cada cual. Simplemente hay que estar segura y estar dispuesta a dar el siguiente paso. Independientemente de que se vea mal o bien desde fuera, si tú estás segura de que lo que estás haciendo es correcto y estás a gusto con la nueva situación, ¡adelante!

¿Funciona lo de un clavo saca a otro clavo?
El popular dicho de que un clavo saca otro clavo, no parece funcionar muy bien cuando acabas de terminar una relación. Si sacas el clavo con otro, el agujero del corazón se engrandece y los sentimientos acaban escapándose, haciéndote daño no sólo a ti misma, sino a tu nuevo compañero que acaba como un muñeco roto y maltratado, al aterrizar en el mundo irreal que le has ofrecido.
 ¿Duelos eternos?
Claro que los duelos son necesarios, hay que vivirlos, de hecho forman parte de la superación de una ruptura, pero no tiene por qué ser largos y mucho menos 'para siempre'. Cada quien tiene sus tiempos y estos tendrán que ver con la duración, intensidad y motivo de la ruptura de cada relación. Pero por muy dolorosa que haya sido, no hay por qué cerrarse a la vida.

¡Hay más peces en el mar!
En esta vida, tal y como dice una canción de Joan Manuel Serrat, todo pasa y todo llega, o, haciendo caso al refranero español, después de la tormenta siempre llega la calma. Si tú no logras encontrar esa calma en tu interior y, aunque tus amigas aseguran que hay más peces en el mar, eres incapaz de volver a atrapar en tus redes a alguno de nuevo, sigue estos consejitos para que este mal trago no te impida ver a tu nuevo 'sol' rápido. ¿Te suena de algo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada